Cambiar y mejorar

por All-Safe / 29 de Diciembre de 2009

Desde los días lejanos de la Grecia antigua los filósofos discutían acerca de la posibilidad del movimiento y de la factible supremacía del devenir en contra de la inmovilidad del ser verdadero.

Cambiar-y-mejorar
Hoy en día ese tipo de cuestionamientos ha cambiado de forma, no de fondo. Las empresas consideran con frecuencia y seriedad acerca de las ventajas de actuar en ciertos momentos, o bien, permanecer en una astuta inercia. Mucho de este control en sus procedimientos tiene que ver con los procesos internos que maneje, tal es el caso, por ejemplo, de la destrucción documental. Veamos que otros puntos de reflexión empresarial pueden estar vinculados con tan relevante mecánica de depuración y optimización general.

Mejora continua

La historia contemporánea no podría ser comprensible sin la labor llevada a cabo por el político inglés Winston Churchill. Una de sus consideraciones más características señalaba que, para aspirar a cualquier tipo de mejora, era necesario un proceso de cambio; pero que, además, para aspirar a la perfección era menester que este mismo cambio se efectuara de manera ininterrumpida. Es preciso meditar con detalle las ventajas que podrían alcanzarse llevando a cabo este modelo de trabajo en un entorno empresarial. Quizás todas ellas no puedan equipararse al conjunto de desafíos que implicaría. Sin embargo ningún proyecto empresarial puede movilizarse sin un cierto arriesgue que le de vida y oportunidades de desarrollo. La consigna de “renovarse o morir” alcanza notables niveles de literalidad en los negocios. La destrucción documental brinda la pauta para hacer esta dinámica alcanzable, liberando de obstáculos a una empresa con ansias de emprender largos vuelos.

La base de toda acción

Por otro lado, el compositor austriaco Anton Buckner procuró hacer hincapié en que todo desplazamiento hacia la superioridad deberá estar bien cimentado para ser seguro y constante. Buckner pensaba que quien aspire a edificar altos edificios, se verá obligado a trabajar durante largo tiempo en los fundamentos de los mismos. De tal suerte que en cualquier tentativa de producción empresarial es fácil identificar la misma constante: no puede haber movimiento hacia la excelencia si no se procura la construcción de bases sólidas y confiables. Ciertos procesos y estrategias son los que pueden garantizar estos niveles de estabilidad, indispensable para que otras etapas de un sistema, más definitorias, puedan correr y alcanzar el objetivo final. Precisamente la destrucción responsable de archivos documentales forma parte de ese grupo de estrategias indispensables y básicas para un buen devenir empresarial.

 
2085

Comentarios (Un registro)

[...] de realizar procesos de auditoría interna, tienen una relevancia definitiva para lograr un adecuado monitoreo de los procedimientos de una empresa, en especial en lo que se refiere a costos y el control de los estados [...]

 
 

Agrega un comentario