Certificados de destrucción

por All-Safe / 13 de Mayo de 2009

Cualquier empresa que decida contratar un servicio de destrucción de documentos e información confidencial debería solicitar que, una vez finalizado el proceso, se les entregue un certificado de destrucción firmado, en el que se establezca la fecha en la que los materiales fueron recogidos y su posterior fecha de destrucción

Certificados de destrucción

Certificados de destrucción

Este certificado de destrucción, como se le conoce comúnmente, es un documento legal de enorme importancia, ya que asegura que el servicio se ha llevado a cabo de una forma correcta y cumpliendo lo que establece la ley.

Pero son muchas las empresas que emiten este tipo de certificados cuando en realidad no se dedican de forma profesional al sector y no cumplen con las normas básicas establecidas para ello.

Responsabilidad legal

Si una entidad o empresa contrata los servicios de alguna de ellas podría encontrarse en un problema legal serio, no solamente porque se pueda poner en peligro la documentación confidencial que se maneja, sino porque también puede ser declarado responsable de haber realizado esa contratación conociendo que no se le van a proporcionar los niveles de seguridad necesarios, con lo que podría considerarse ante un juez una negligencia.

Desde un punto de vista práctico, si la información privada se extravía, es utilizada de manera fraudulenta o se produce alguna negligencia por parte de su responsable, las obligaciones ante este hecho recaen sobre él. Si la información cae en manos de personas que no van a hacer buen uso de ella, las consecuencias pueden ir desde la pérdida de negocio hasta una publicidad desfavorable.

Cuidado con las empresas

Una empresa no puede transferir su responsabilidad a la hora de mantener a salvo su confidencialidad, por eso debe estar seguro de que contrata a una empresa seria con unos procedimientos de seguridad elevados.

Lamentablemente, existen servicios de destrucción de la información confidencial que proporcionan los certificados de destrucción sin que estos tengan ninguna semejanza con los que establece la legalidad y por tanto no superan los niveles de seguridad; incluso, en algunos casos, la destrucción de estos documentos no termina de llevarse a cabo.

Cuando una empresa se lance a la contracción de un servicio de destrucción de datos se aconseja que estudie a fondo su política de seguridad y sus procedimientos, así como que visite el lugar donde se llevará a cabo la eliminación de los datos y concierte con ellos la recogida de la documentación en periodos determinados. La destrucción de documentos in situ es también una opción muy habitual.

 
4064

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario