Conceptos empresariales y destrucción documental

por All-Safe / 11 de Octubre de 2009

Vamos a desarrollar un análisis reflexivo en torno a la relevancia de la destrucción documental y su relación con ciertos conceptos fundamentales para el desarrollo de las empresas.
Pronto se nos hará evidente que un aspecto que parecería complementario y tal vez meramente preventivo, como el de la seguridad de la información y el desecho responsable de los archivos obsoletos, puede tornarse definitorio al momento de evaluar la productividad de un negocio.

Conceptos empresariales y destrucción documental Visión

La perspectiva a futuro que tengamos de nuestra empresa, de acuerdo a la dirección que tengamos prevista que asuma, y los alcances que logremos para ella, se conoce como la visión de tal negocio. Y así, para no perder de vista esta visión orientadora, se deben definir convenientemente las acciones que propiciarán el cumplimiento de ese objetivo.

La mejor ayuda para lograrlo, es una cuidadosa depuración de los materiales inservibles que se acumulan automáticamente por la mecánica propia del trabajo cotidiano. La destrucción documental limpia los obstáculos para construir la mejor ruta posible hacia el progreso.

Fortalezas

En el argot empresarial, las fortalezas son los factores internos de un grupo de trabajo que se derivan de las virtudes o facultades que le permiten afrontar aceptablemente el reto de la competencia. Entre dichas virtudes, o competencias centrales, sobresale permanentemente la de la buena administración de los recursos propios.

La destrucción documental es una dinámica integral de esa administración, que en muchas ocasiones determina la viabilidad de una empresa. La destrucción documental es una forma de fomentar el ahorro, es decir, la fortaleza general de un negocio. Su más caro valor.

Debilidades

Por el contrario, las debilidades en las empresas son ciertos elementos internos que aluden a ciertas deficiencias o carencias estructurales. Las debilidades de un sistema de producción deben ser identificadas lo más pronto posible para subsanarse completamente. Sin embargo, sin un despejamiento documental adecuado, esto no podría realizarse. Y si no limpiamos nuestras vías de desarrollo en el tiempo más breve, la competencia podría aprovecharse de ello y obtener una distancia comercial que ya nunca pueda ser acortada.

Esa es la importancia de la destrucción documental, esa es su valía como un recurso de saneamiento para las empresas en su marcha indeclinable hacia el más fructífero desarrollo. Es una manera de aligerar su estructura, para maniobrarse con presteza ante los retos de las compañías rivales. All-Safe es la mejor opción posible para lograrlo. Comuníquese con nosotros.

 
2480

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario