Desarrollarse es cuestión de pragmática

por All-Safe / 18 de Enero de 2010

Para el norteamericano Robert MacNamara la clave para el éxito en las empresas se encuentra determinada por el control que se pueda tener sobre las diferentes circunstancias que estructuran la realidad.

Desarrollarse-es-cuestión-de-pragmáticaEl equipo humano es fundamental

Lo que debe hacerse es evitar que una fuerza ajena a la de la racionalidad determine un entorno dado. De acuerdo a MacNamara, la razón debe prevalecer, a fin de garantizar las condiciones mínimas para lograr crecimiento.

Pero la capacidad de ser razonables en el momento indicado no lo es todo para poder dirigir bien una empresa. Hay que ser principalmente y como veremos a continuación, pragmáticos y astutos. Manejar las mejores herramientas administrativas para un negocio, tal es el caso de la destrucción responsable de archivos, es una muestra patente de cómo lograrlo.

El arte de dirigir

La gestión empresarial debe procurar una armonización dinámica de todos los elementos implicados en la acción proyectada con vías al desarrollo.

Tácticas como la investigación de antecedentes de un plan de negocios, los medios de análisis y cálculo de resultados de tal proyecto y la utilización de aplicaciones extraídas de las diferentes ciencias- como por ejemplo, las matemáticas, la sociología o la psicología- para mejorar sus resultados, son parte de lo que un buen líder empresarial debe saber realizar con atingencia plena.

El recurso más importante

Sin embargo, más allá de la puesta en práctica de cualquier táctica de gestión encaminada al desarrollo empresarial, lo que al final de cuentas decide el éxito o el fracaso de un proyecto es el recurso humano con el que se cuente.

Para hacer funcionar una idea se necesita proporcionar a los colaboradores de un negocio las mejores condiciones y medios para lograrlo. La destrucción de archivos obsoletos es una alternativa a la que todo líder y directivo debe acudir para apoyar a su planta de trabajo y conseguir los mejores logros.

Desenvolverse en un ambiente sucio, saturado o de riesgo es desmotivante y a la larga genera encono. Es preciso, pues, dar la señal como líder de que se comprenden las necesidades de los trabajadores y de que esa optimización de los espacios de labor que la destrucción de archivos propicia, es un adelanto de la manera en que se cumplirá una compensación económica- o de otro tipo- por el esfuerzo realizado para cumplir los objetivos planteados con antelación.

De tal modo, es posible afirmar que la gestión empresarial tiene mucho de pragmatismo y comprensión, además de racionalidad.

 
2552

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario