Desecho de información inadecuado en España

por All-Safe / 23 de Julio de 2009

Se han producido casos recientes protagonizados por entidades gubernamentales españolas, en los que la confidencialidad de miles de personas se ha visto en peligro, con todos los riesgos que esto conlleva. Estos incidentes fueron ocasionados por el uso de procedimientos de desecho ineficientes y rudimentarios.

Desecho de información inadecuado

Desecho de información inadecuado en España

A continuación, comentaremos como se llegó a tal grado de descuido y de qué manera se podría haber evitado esta alarmante situación.

A la vista de todos

A mediados de 2008, un grupo de periodistas de la cadena Telecinco hallaron en un contenedor de basura instalado en la calle, en Madrid, un gran número de expedientes judiciales que contenían información sobre casos de violencia y abusos contra la mujer.

Los responsables de desechar este material habían optado por el recurso menos fatigoso: metieron todos los documentos en bolsas de plástico y los dejaron en la basura. Y por lo tanto, datos como el DNI de las afectadas, referencias domiciliarias de las menores agredidas, resultados de pruebas psicológicas de parejas en vías de divorcio, registro de bienes materiales, declaraciones de testigos, y otros semejantes, se encontraban en la calle y a la vista de todos, sin el debido cuidado.

Esto podría haber tenido consecuencias muy graves si un individuo sin escrúpulos se hubiera apoderado de tan delicada información.

Una práctica lamentable

Los periodistas de Telecinco se dedicaron a rastrear casos similares y los encontraron en Valencia, Barcelona, Sevilla y La Coruña. En total cuatro juzgados y una Audiencia Provincial utilizaban el mismo método para depurar su documentación. Los periodistas que hallaron tales anomalías procedieron a levantar una denuncia ante la Agencia de Protección de Datos. Al cabo de un año, y tras un amplio proceso de investigación, se imputó a las entidades infractoras el pago de multas de hasta 600,000 euros.

Llama la atención que los investigadores de la Agencia de Protección de Datos no encontraran en las oficinas de los organismos responsables del daño ningún dispositivo para la destrucción de documentos, y ni un solo contenedor para reciclaje o espacio bajo llave en el cual tener almacenada esa información confidencial.

Este grave problema no solo se presenta con una lamentable frecuencia en las oficinas públicas, sino que también diversos hospitales y centros de atención pública han sido relacionados con eventos similares.

Servicios como los que brinda All-Safe, ayudan a erradicar estos malos hábitos, que no solamente perjudican a miles de personas, sino que además ofrecen una mala imagen de la institución española ante el mundo. All-Safe es la solución perfecta para evitar este tipo de acontecimientos: acude a nosotros.

 
3667

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario