Destrucción documental y calidad en el servicio

por All-Safe / 25 de Diciembre de 2009

En nuestros días se considera que la clave que determina el posicionamiento de una compañía a largo plazo es la opinión que los clientes atendidos puedan brindar sobre el servicio o producto que hayan recibido.

Destrucción-documental-y-calidad-en-el-servicio
Es preciso que los clientes tengan una valoración favorable de la empresa que atendió sus requerimientos para poder hablar de calidad en el servicio con respecto a dicha firma.

De tal modo que, si la satisfacción de las necesidades del un cliente es tan relevante, entonces se requiere de una estrategia veraz que nos brinde información acerca de las expectativas reales de los clientes y de la manera en que la labor de una empresa ha podido satisfacerlas cabalmente. Este será el nivel de calidad logrado. Veamos hasta qué punto la destrucción documental puede ser útil para fomentar la calidad en un producto o servicio ofertado.

Cuestión estratégica

La calidad en el servicio está dejando de ser un complemento a un producto puesto al alcance del público, para transformarse en un factor de posibilidad para la existencia de toda entidad productiva. La alta competitividad empresarial que se vive actualmente así lo demanda. La calidad en el servicio permite situar estratégicamente a una compañía en franca superioridad sobre otras. Puede brindar una distinción redituable y perdurable si se cultiva con inteligencia. Los beneficios que puede proporcionar se pueden constatar en buenas cuotas de mercado, elevada productividad, reducción de costos, motivación del personal, confianza y apego de los clientes, así como captación masiva de otros nuevos, entre otros positivos efectos.

Depuración constante

La destrucción de archivos documentales participa activamente de la calidad en el servicio brindado por una empresa. De inicio, con respecto a los clientes internos, los propios empleados y colaboradores de una firma. La optimización general de los medios y formas de trabajo manejadas por los empleados de una empresa pueden ser ampliamente beneficiados por una periódica depuración documental. El ahorro en tiempos y procesos que esto conlleva aumenta los niveles de comunicación y coordinación indispensables para el cumplimiento de las labores. Pero además, la destrucción de documentos y oficios obsoletos puede elevar considerablemente el nivel de satisfacción de los clientes externos, el público consumidor de un producto o contratante de un servicio. Por ejemplo, se puede ofrecer el servicio de destrucción documental como un complemento a los productos ofertados, o bien, la eficientización generada por la destrucción de documentos y oficios obsoletos se traduce en un ahorro de recursos: tiempo, dinero y esfuerzo, que pueden utilizarse en una atención más esmerada hacia los clientes.

 
2840

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario