Destrucción documental y cambio climático

por All-Safe / 15 de Enero de 2010

Desde hace años los especialistas anunciaban el riesgo de una serie de alteraciones perniciosas en el clima planetario.

treeLa causa principal aducida eran los montos descomunales de materias polucionantes generadas por las actividades cotidianas de las sociedades, en especial por la quema de combustibles fósiles y la tala y quema de bosques. Y si bien en sus inicios estos vaticinios parecían solamente cosas de la ciencia ficción, lo cierto es que con el paso de las décadas se han venido cumpliendo cabalmente los efectos anunciados.

Hoy en día, cuando los polos han disminuido considerablemente sus dimensiones, cuando algunas regiones del orbe padecen inundaciones ingentes y otras experimentan temporadas ferozmente gélidas, no queda sino aceptar la veracidad del peligro al que se ve expuesto el planeta y la civilización humana ante las consecuencias del cambio climático.

Sombrío porvenir

Algunos renombrados científicos indican que del año 1900 hasta el presente la temperatura global aumento 0.7 grados y que de seguir en esta ruta para el año 2100 una gran cantidad de especies animales desaparecerían por completo, además de que el nivel del mar aumentaría por lo menos de 4 a 6 metros.

Como una derivación de esta catástrofe se anticipan confrontaciones internacionales por la disponibilidad de los recursos acuíferos, o bien por la disputa del poco terreno fértil que soporte esta modificación extrema de sus condiciones habituales.

Manos a la obra

Sin embargo, a causa de este aciago panorama o mejor dicho, como una respuesta adecuada ante el mismo, no conviene sumirse en una desesperanza pasiva. Muy por el contrario, lo que procede es ponerse manos a la obra y tomar medidas concretas, sólidas y mantenidas a toda costa para lograr detener este nefasto proceso que amenaza la vida de todos los seres que existen. Una de las más recomendables es detener la tala exagerada de bosques, que en mucho se genera por la gran demanda de fabricación de papel.

La destrucción de archivos documentales es una de las herramientas más valiosas a este respecto, puesto que en el sistema que manejan las mejores empresas del giro, el material generado a través de esta eliminación se utiliza para fines de reciclaje y así se evita la tala indiscriminada de árboles. Así también, la destrucción de documentos obsoletos elimina riesgos de incendios y otro tipo de accidentes que contaminan mucho el medio ambiente.

De esta manera, All-Safe participa activamente para la preservación de la naturaleza y la salvación de la Tierra.

 
2669

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario