Administración eficiente y destrucción documental

por All-Safe / 25 de Agosto de 2010

Nunca hay que perder la oportunidad de remontar el camino para acceder a una ruta más eficiente en el campo de los negocios y de las empresas.

Administración eficientePara una gestión eficaz, destrucción de material obsoleto

En la destrucción documental, nunca hay que perder la oportunidad de remontar el camino y acceder a una ruta más eficiente. Así es como se entiende en los negocios por parte de las empresas de destrucción de documentos en Madrid como All Safe.

En el caso de la administración empresarial, cabe volver de vez en cuando a los fundadores de esta disciplina, puesto que siempre nos pueden dar una nueva orientación para los asuntos empresariales. Henri Fayol es uno de ellos y la destrucción de archivos una buena estrategia para asumir sus planteamientos.

En contra del despilfarro

Henri Fayol (1841-1925) está considerado como el padre de la administración empresarial moderna. En su obra “Administración industrial y general” expone una serie de enfoques de suma valía para la gestión contemporánea de organizaciones productivas.

La base de su propuesta se fundamenta en evitar el desperdicio de recursos y en no privilegiar una estructura centralizada. Para este estudioso, existían constantes ineludibles que determinaban por completo los procesos administrativos de una empresa. De tal modo que la prevención, organización, control, coordinación y medidas similares eran una manera de propiciar el cabal cumplimiento de estas leyes universales.

Depuración administradora

Si concedemos este planteamiento de Fayol, entonces la destrucción de archivos obsoletos se perfila como un recurso muy provechoso para lograr una administración transparente y productiva.

En la sencillez se guarda el secreto de la máxima eficiencia. Y la eliminación de todos esos elementos que obstaculizan la marcha correcta de una compañía es una condición para los máximos logros.

Fayol -adelantado a su tiempo- defendía la especialización de las labores, la estandarización de todos los mecanismos implicados en el desarrollo de un proyecto empresarial y también una toma de decisiones enérgica y prospectiva.

Posiblemente lo único censurable de sus ideas era el escepticismo en cualquier tipo de innovación. Al final, la destrucción de archivos documentales puede proporcionarnos lo más valioso de la visión de Fayol, es decir, una organización diáfana, eficiente y perfectamente estructurada.

Y de la misma manera, por su alto valor depurativo, la destrucción de archivos permite ir más allá de Fayol para abrir la posibilidad de innovaciones, bien cimentadas y con futuro.

 
10983

Comentarios (2 registros)

[...] cuatro grupos de factores que se deben tener en cuenta para conocer las ventajas comparativas de una industria a la hora de exportar. El primero se refiere a las condiciones de los recursos, [...]

 
 

[...] ha sido una breve tentativa por encontrar los valores ocultos que ostenta la destrucción de archivos documentales inservibles. Es necesario ponderar y hacerle justicia a una actividad tan noble y efectiva, que [...]

 
 

Agrega un comentario