El arte de reciclar

por All-Safe / 22 de Octubre de 2009

Sorprende la creatividad que exponen diversos artistas, que no conformes con su voluntad indeclinable de expresar pensamientos y sensaciones, exploran positivas maneras para lograrlo.

El arte de reciclar Según Marshall McLuhan, el medio es el mensaje, y le dan la razón diversos pintores, escultores, artistas del performance y creativos de todo género quienes han tratado de hacer sentir en las obras, pero valiosamente también, tomar conciencia por medio de la composición material de las mismas.

La utilización de desechos reciclados para la creación artística, le otorga un plus a la tarea de culturización del arte. La destrucción de archivos documentales sigue en esa misma línea civilizadora, como veremos a continuación.

Crear es creer

Desde aquellos surrealistas que con los objetos más insospechados e insignificantes construían cajas de fantasías y sueños, hasta los escultores actuales, que conciben obras de artes monumentales cubriendo peñas, montes o playas enteras con tela para apreciar el efecto que producen ante el espectador, la utilización de materiales de desecho para crear es una constante en la cultura contemporánea.

Para estos visionarios crear arte de lo residual es creer en la naturaleza y sus alcances renovadores, de los cuales no estamos ajenos y debemos hacer despertar. Sin embargo, esta intuición no debe estar delimitada a lo meramente estético. Lo recomendable es extender esta posibilidad estética de lo humano a otros ámbitos más pragmáticos, que son los más definitivos a la hora de determinar los derroteros del mundo.

Promoviendo valores

La destrucción de archivos documentales comparte esta iniciativa de las tendencias artísticas antes mencionadas. Y lo en tres diferentes dimensiones: primero revalorando productos de desecho, que habitualmente ya no tendrían manera alguna de ser tomados en cuenta para nada constructivo; segundo, promoviendo un ideal de bienestar por medio de su propia actividad, la destrucción de materiales que ponen en peligro la sanidad y la integridad de las personas. Y tercero, fomentando una interrelación entre las empresas, aun perteneciendo a los sectores más dispares.

De tal modo que solo entre la unión de empeños y de valores es como se puede lograr un objetivo. Esto resulta capital para los asuntos relacionados con la ecología y la preservación del medio ambiente. Así pues no solamente en los museos de vanguardia es en donde podemos encontrar obras de arte inspiradas en el reciclaje. Cualquier actividad que pondere este procedimiento industrial, tal y como lo hace All-Safe, y el medio de la destrucción documental en su conjunto, comparten el gusto y el valor de vivir.

 
2364

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario