La destrucción documental puede marcar la diferencia

por All-Safe / 30 de Junio de 2009

Aunque la ley es clara al respecto de la protección de datos (LOPD 15/1999) y contempla sanciones de más de 600.000 euros, es importante que las empresas e instituciones puedan garantizar a sus usuarios la destrucción de sus historiales cuando éstos ya no van a ser utilizados. Esto ahorrará problemas futuros a la empresa y tranquilizará a los clientes.

La destrucción documental puede marcar la diferencia

La destrucción documental puede marcar la diferencia

La destrucción de material confidencial puede marcar la diferencia entre unas empresas y otras. Cada año son más las empresas que se van concienciando de la necesidad de contratar a compañías especializadas en destruir aquellos documentos que puedan violar el derecho a la intimidad o al honor de los que algún día fueron sus clientes.

La transparencia se valora

En este sentido, cada vez más instituciones (públicas y privadas) son conscientes de que la inversión en destrucción de documentos relativos a datos personales de antiguos clientes es necesaria.

Cuando una empresa puede garantizar a sus clientes que sus datos personales serán destruidos una vez que acabe su vinculación profesional, está dando un valor añadido en bienestar a todos aquellos que contratan sus servicios.

La LOPD no obliga a que se destruyan los documentos que contienen datos personales; sí a que se garantice que los archivos donde se almacenan cumplen con las medidas de seguridad establecidas, y a que el personal con acceso a ellos lo haga conforme a la legislación vigente.

Por eso, si una empresa da las suficientes garantías a sus clientes (y a sus trabajadores) de que la información confidencial será destruida, está obteniendo una ventaja competitiva frente a otras.

Garantía de confidencialidad

Las empresas e instituciones públicas que solicitan los servicios de All-Safe ven esta operación como una inversión más que como un gasto. No sólo es importante garantizar la destrucción de material confidencial que contenga datos financieros de la compañía. El asunto de los datos personales de los clientes es un tema muy delicado y que, a pesar de la legislación, suele levantar suspicacias entre muchas personas.

Destruir los documentos que contiene datos personales de clientes evita muchos quebraderos de cabeza a una empresa. De esta manera, se evitan futuras complicaciones que pudieran surgir de la custodia de los mismos, dando una tranquilidad extra a quienes contraten sus servicios. La tranquilidad de los clientes se traduce en una mejor imagen de la empresa y en un aumento de sus beneficios.

 
1924

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario