La destrucción documental y la seguridad pública

por All-Safe / 1 de Diciembre de 2009

Como todas las actividades realmente relevantes para la organización y la administración de las sociedades, la destrucción responsable de archivos documentales se perfila como el baluarte señero de la protección de la confidencialidad. Y es que su labor, si bien se entraña en lo más hondo de los procesos estructurales de las instituciones, al final siempre desemboca en la legalidad y la moralidad de los ciudadanos.

La destruccion documental y la seguridad publica Estos últimos dan sentido a la labor de empresas como All-Safe. Cada servicio de eliminación responsable y reciclado que All-Safe efectúa va encaminado a colaborar por el orden y el bienestar público. La importancia que tiene la preservación de la confidencialidad se hace patente día a día, y estos dos ejemplos que comentaremos a continuación dan fe de ello.

Grave delito

Hace poco, un tipo llamado Alicio Salinas, se sirvió presuntamente de documentación espuria relacionada con la identidad de otra persona para obtener un cargo público en la Municipalidad de Ciudad Este, en Paraguay. El caso está siendo investigado por agentes del Ministerio Público. Salinas enfrenta cargos por producción de documentos falsos, utilización de documentos públicos de contenido falaz, destrucción indebida de archivos documentales y abusos en el manejo de documentos de identidad.

La denuncia en contra de Salinas fue realizada por Jorge Antonio Paredes Garcete, quien declaró a las autoridades que gracias a los medios de comunicación tuvo conocimiento de que un extraño estaba haciéndose pasar por él mismo, con documentos no auténticos para fines de lucro. Tras ser detenido se supo que Salinas presuntamente había ingresado como empleado en la Municipalidad de Ciudad del Este, utilizando una copia del currículum y de diversos documentos de Jorge Antonio Paredes. Este delito nos expone la necesidad de proteger la información personal al nivel del bien más preciado y por medio de servicios especializados en el giro.

Para prevenir ilícitos

En la ciudad mexicana de Puebla, recientemente se destruyeron cerca de 17 toneladas de papelería diversa relacionada con los procesos electorales del 2004 y del 2007 en las diferentes áreas abarcadas por el Instituto Electoral del Estado.

Además se han contratado los servicios de una empresa especializada en la destrucción documental para procesar todos esos papeles de la mejor manera posible, retirando de las bodegas del organismo electoral mencionado todo ese archivo obsoleto, quitando de los papeles sujetadores metálicos y otros objetos similares y trasladando ese material a una compañía de reciclado para transformarlo en utilizable cartón. Medidas como esta evitan cualquier posibilidad de delitos electorales para futuros procesos políticos y se mejoran las finanzas de las entidades relacionadas.

 
2590

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario