La importancia de no dejar huella en la extinción de documentos cruciales

por All-Safe / 14 de Abril de 2009

Mucho más a menudo de lo que sería deseable, escuchamos en las noticias que muchos documentos de carácter confidencial son abandonados en la basura de la vía pública o en contenedores a los que tiene acceso prácticamente cualquier persona. Una práctica que está penada por la ley, con multas que oscilan entre los 600 y los 600.000 euros; en este post os explicamos la trascendencia de este proceso y cómo lo efectúa All Safe para lograr un nivel óptimo de eficacia.

huella_350

no dejar huella en la extinción de documentos cruciales

Aún quedan muchas empresas que por dejadez o desconocimiento incumplen con el deber de cancelar o eliminar este tipo de información, según lo establecido por el artículo 9 de la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal, una vez que ésta ha dejado de ser necesaria para aquella finalidad para la que estaba destinada.

Lo que muchas empresas desconocen o, sencillamente, no quieren evitar es que este tipo de acciones pueden llevarles a incurrir en una infracción muy grave, ya que están vulnerando la seguridad de los datos de carácter personal.

Multas cuantiosas

En el caso, completamente posible dadas las circunstancias, de que esa información cayese en manos de personas que hiciesen un uso fraudulento de ella, esta infracción se tornaría en muy grave, al haber incumplido la Ley de Protección de Datos.

Como cualquier infracción de la ley, ésta tiene unas consecuencias; en el caso de la información confidencial, la empresa o responsable de la misma podría enfrentarse a multas que oscilan entre los 600 y los 600.000 euros.

Esta última cantidad tendría relación con la información concerniente a cuestiones ideológicas, religiosas, vida sexual, salud o afiliación sindical, que son las que están especialmente protegidas.

Cesión de datos de forma legal y confidencial

En el caso de que la empresa finalmente decida no pasar por este trance y adecuarse a lo que dicta la Ley, lo imprescindible es contar con los servicios de empresas que se encarguen de manera profesional y exhaustiva, de la eliminación de dichos documentos, y que en ningún caso pueda existir la posibilidad de que esa información sea recuperada o que, en el peor de los casos, caiga en manos de terceros que puedan utilizarla en perjuicio de aquellos sobre los que aparecen datos personales o confidenciales.

Es básico establecer una serie de garantías para llevar a cabo estos servicios, a través de un contrato, en el que se ceden los datos por escrito y expresamente se declara la absoluta confidencialidad de los datos por parte de la empresa que está siendo contratado para tal función.

De otro modo, y si no se realiza siguiendo estos pasos, la cesión de estos datos sería algo ilegal, que metería en más de un problema tanto a la empresa que contrata, como la que lleva a cabo el servicio.

 
3760

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario