La Lista Robinson: en defensa de la privacidad

por All-Safe / 27 de Agosto de 2009

Existen pocos organismos públicos tan eficaces como la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), puesto que frecuentemente desarrolla e implementa nuevos mecanismos para proteger la privacidad de los habitantes de la península ibérica.

lista robinson

La Lista Robinson: en defensa de la privacidad

En este sentido, destaca un programa que desde hace algunos meses ha generado un considerable beneficio para el respeto y la tranquilidad de miles de personas. La iniciativa en cuestión, consiste en registrarse en un listado abierto para todo el público, a través del cual se solicita no recibir ningún tipo de publicidad no deseada mediante llamadas telefónicas o por internet. Ahondemos en el tema, a continuación.

Una medida inteligente

El proyecto implementado por la AEPD se denomina, Lista Robinson, y uno se puede dar de alta a través de Internet. Por medio de esta mecánica, las compañías anunciantes deberán pagar por tener acceso a los datos de todos los registrados. Esta inteligente medida abarca incluso la publicidad que llega por telefonía celular o por correo convencional. Creada por integrantes de la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo (FECEMD), la Lista Robinson está proyectada para ser el recurso más valioso al cual puedan acudir los ciudadanos agobiados por los abusos propagandísticos que manejan estratégicamente ciertas firmas inescrupulosas.

Detalles de la Lista Robinson

Los interesados en apuntarse en la Lista Robinson tienen la alternativa, incluso, de elegir a aquellos anunciantes a los que si les conceden el permiso de hacerles llegar sus ofertas, pero siempre con la posibilidad de notificarles al momento, que ya no quieren seguir recibiendo estos mensajes. Para los particulares este servicio proporcionado por la AEPD no tiene coste alguno, a diferencia de las compañías interesadas en promocionarse, que para poder consultar los datos recopilados se verán obligados a pagar cantidades que oscilan entre los 150 y los 550 euros. Una vez cubierto este requerimiento económico las empresas podrán descargar el archivo de la Lista Robinsón o consultarlo en línea cuantas ocasiones lo deseen a lo largo de un año. Los beneficios de la Lista Robinson comienzan a experimentarse a los tres meses de haberse anotado en ella. Tras este periodo ya no se deberá recibir ningún tipo de publicidad no permitida.

El proyecto de la Lista Robinson debería ser emulada por los países en vías de desarrollo con altos problemas de recaudación fiscal, que prefieren aumentar los impuestos, en lugar de implementar planes como este, que está orientado a favorecer a los contribuyentes, y a la vez facilita obtener valiosas cantidades de dinero que pueden ser utilizadas en diferentes proyectos sociales.

 
2395

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario