La Lista Robinson y la privacidad

por All-Safe / 3 de Julio de 2009

Ayer, casi todos los medios de comunicación se hacían eco de una iniciativa de la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo (Fecemd) para evitar que algunas empresas utilicen los datos de algunos usuarios para enviarles publicidad no deseada (al correo postal, al electrónico y al móvil). Esta iniciativa se conoce con el nombre de Lista Robinson y, paradójicamente, todo aquel que quiera inscribirse deberá proporcionar a Facemd sus datos personales.

Llave teclado

La lista de Robinson y la privacidad

La Lista Robinson se ampara en un Reglamento de Ley aprobado en 2007 donde se estipula que todas las empresas deben consultar las listas de exclusión a la hora de lanzar sus campañas. Así, una empresa que envíe correo electrónico no deseado o cualquier otro tipo de publicidad basura deberá excluir los datos de quienes se adscriban a dichas listas.

Cómo apuntarse

Facemd ha creado la Web www.listarobinson.es para que todo aquel que lo desee se apunte. Allí, los usuarios pueden elegir por qué medios no desean recibir publicidad: móvil, correo o email. Todos los usuarios que se den de alta en la Lista Robinson podrán además solicitar el cese de la publicidad de aquellas empresas con las que sí tengan alguna relación comercial. De esta manera, el consumidor se protege del intercambio de bases de datos entre empresas con fines puramente publicitarios.

Lo paradójico de este asunto es que todos los ciudadanos que se den de alta en la Lista Robinson deberán proporcionar una serie de datos a Facemd. Evidentemente, esto es completamente necesario para asegurar la efectividad del sistema. Las empresas tendrán la obligación de consultar la Lista y deberán disponer de datos actualizados y fiables. La información facilitada por los usuarios sólo empezará a ser efectiva una vez que haya transcurrido un trimestre desde la inscripción.

Consulta obligatoria

Según el Reglamento de 2007 y la Ley Orgánica de Protección de Datos (15/1999), las empresas están obligadas a consultar estas listas de exclusión. Pero eso no es todo; éstas deberán abonar una cantidad que oscila entre los 150 y los 550 euros para visualizar los datos contenidos en la Lista Robinson.

Facemd quiere proteger a los ciudadanos cuyos datos han sido tomados por las empresas a través de listas de acceso público como guías telefónicas o censos promocionales. Si esta iniciativa prospera, algunas compañías pueden perder un volumen importante de su publicidad; y algunos usuarios van a ganar mucha tranquilidad.

 
2854

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario