La productividad, cuestión de espacio

por All-Safe / 20 de Agosto de 2009

Ciertos factores que podrían propiciar el buen desarrollo de nuestra empresa son generalmente pasados por alto por su extrema sencillez. Resultan como la carta robada de Poe: están tan a la vista que se pierden de la mirada.

papeles amontonados

La productividad, cuestión de espacio

Sin embargo, detalles como el ahorro de espacio en una industria, pueden producir cuantiosos dividendos, no solo en la productividad general o en el aprovechamiento comercial de tal espacio físico liberado de las compañías, sino también en el ámbito mental y en la visión ejecutiva y emprendedora que pudiera tenerse. A continuación, ahondaremos en ello, y propondremos cómo la destrucción documental realizada de manera continua, puede ofrecer ventajas que nunca hubieran podido ser imaginadas.

Economizar espacio

La documentación obsoleta va acumulándose discreta y paulatinamente sin que tomemos conciencia cierta de ello. Resulta algo tan rutinario el archivar un documento más, o menos, como el postergar una posible depuración, de manera reiterativa, y sin ningún plazo establecido para realizarla por fin. Al cabo de un periodo más corto de lo que se podría creer, esos oficios sueltos ya se acumulan en pilas enteras, o en gran parte del los gabinetes de archivo disponibles.

Eventualmente, precisamos de un documento legal para algún trámite obligatorio, o determinado poder notarial para justificar alguna transacción mercantil, y para poder hallarlos en ese maremágnum de papeles tenemos que utilizar mucho tiempo valioso, e incluso correr el riesgo de tener problemas administrativos serios o perder grandes oportunidades de negocios por no tener la manera de encontrarlos.

Despejar lastres mentales

Todas estas dificultades pueden solventarse si utilizamos un servicio como el que All-Safe ofrece: una destrucción de archivos documentales segura, confiable y responsable. Su apoyo serio y profesional nos ayudará a liberarnos de todo ese lastre de obsolescencia en papel. De esta manera, se dispondrá de espacio en las instalaciones de la empresa para poder aprovecharlo en otros fines más rendidores; pero, además, para fomentar una manera de pensamiento más libre y prospectiva.

El simple hecho de no tener que trabajar entre cerros de papeles inservibles, o de quitarnos la angustia de tener información confidencial al alcance de cualquier intruso, potencializará los afanes de crecimiento ejecutivo personales, y por lo tanto, acarreará notables beneficios para nuestra compañía. Incluso, la presentación de nuestras instalaciones ante las posibles inspecciones de autoridades o ante la visita de clientes o asociados en potencia, habla mucho de nuestra capacidad empresarial: son detalles que la gente percibe de inmediato, y forman parte de esos factores que no debemos desestimar jamás.

 
3605

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario