Los cartuchos de tóner exigen una correcta manipulación

por All-Safe / 12 de Abril de 2010

Los cartuchos de tóner para impresoras láser también cuentan con otros componentes que merece la pena repasar. El primero de ellos es la cuchilla limpiadora, una cinta de poliuretano que recorre el largo del tambor principal para terminar en el depósito de desechos.

gotasLa correcta manipulación de los tóner es vital para el medio ambiente

A medida que el tambor principal gira con un tercio de la imagen en él e imprime dicha imagen en el papel, una parte del tóner se queda en el tambor y debe quitarse antes de que el otro tercio de la imagen se sitúe en el tambor. De no limpiarse, la imagen se repetirá, dando lugar a una impresión defectuosa. La cuchilla limpiadora se encarga de que esto se desarrolle de forma correcta.

De igual modo, la cuchilla de recuperación es una cinta de mylar fina que se apoya a lo largo de todo el tambor. Una vez que el cartucho está funcionando, la cuchilla limpiadora está situada sobre la de recuperación. Así, a medida que el tambor rota y sitúa la imagen en la página, el resto de la imagen que se queda en el tambor es apartada por la cuchilla de recuperación.

El cartucho de tóner

El tóner está ubicado dentro del cartucho en tambores magnéticos o de teflón que incluyen OPC, una aleación de aluminio, selenio y arseniuro. En este sentido, conviene recordar que el cartucho no es igual a los tradicionales, sino que está fabricado con PVC, un plástico no biodegradable compuesto por elementos policlorados.

Obviamente, los componentes de los cartuchos de toner cuentan con una elevada toxicidad, por lo que es imprescindible realizar una gestión eficaz de este tipo de residuos.

Finalmente, conviene destacar que no es posible situar todos estos compuestos químicos en una sola categoría o corriente de desecho, sino que, por el contrario, cada uno cuenta con un tratamiento particular.

Gran variedad de componentes

Los cartuchos de tóner presentan una variedad de componentes tan elevada que, de no ser correctamente gestionados, provocarán contaminación. Así, la particularidad ligada al uso de este producto se basa en que las empresas no manejan grandes cantidades, ya que no es una materia prima de gran notoriedad, sino que en muchas ocasiones pasa desapercibida y no se tiene en cuenta (algo similar a lo que sucede con las pilas).

De hecho, los cartuchos de tóner se arrojaban a la basura hasta hace relativamente poco tiempo, entrando en los circuitos de los residuos domésticos, sin mayores controles. De esta forma, contaminaba los rellenos sanitarios provocando efectos tan nocivos como la degradación de la tierra, la contaminación de las napas y de la atmósfera.

Por estos motivos se han puesto en marcha técnicas que posibilitan una optimización en la generación de residuos. Por fortuna, los cartuchos de tóner utilizados presentan una clara ventaja respecto a muchos otros residuos peligrosos, ya que tienen un elevado porcentaje de materia apta para su reutilización y reciclado; aparte de la no menos importante rentabilidad económica.

 
4346

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario