Los límites de la confidencialidad

por All-Safe / 25 de Agosto de 2009

La conducta humana es, hasta cierto punto, impredecible, y hay que tomar en cuenta eso en el momento de establecer los protocolos de confidencialidad y seguridad de la información que se manejen en cualquier empresa o entidad de servicio público. Si bien existen reglamentaciones claras y bien establecidas en cuanto a la temática de la privacidad desde el ámbito legal, cabe considerar siempre que tales legislaciones se van modificando eventualmente, así como los usos y costumbres de las sociedades contemporáneas.

Businesswoman reads document

Los límites de la confidencialidad

La idiosincrasia de un individuo se va amoldando de acuerdo a las circunstancias, y ningún propietario o directivo debería arriesgarse a tener dificultades por tal volubilidad.

Las razones personales

Esta inconstancia de temperamento se hizo patente, por ejemplo, en el siguiente caso: no hace mucho, cinco personas levantaron una demanda legal en contra de la popular empresa Facebook. Este grupo de usuarios del servicio de comunicación virtual gestionado por la firma, se quejó de sus políticas de privacidad: de acuerdo a su parecer, Facebook trasgrede las reglamentaciones vigentes para la protección de datos al utilizarlos con fines comerciales y al suministrar tales informaciones a terceros. Los demandantes, ciudadanos norteamericanos de la ciudad de Los Ángeles, exigen que se les indemnice por los riesgos causados por Facebook y que, además, les cubra los costos de las gestiones judiciales efectuadas.

Las personas razonables

Cabe reflexionar hasta qué punto es contradictoria la actitud de quienes se exponen voluntariamente ante millones de personas en Internet, y luego se muestran tan sensibles con el aspecto de su privacidad violentada. No obstante, es innegable que cada quien tiene el derecho de exhibir su persona ante quienes quiera y bajo las condiciones que uno elija. Sin embargo, más preocupante es la posibilidad de que estas personas lo que busquen simplemente es sacar provecho económico de Facebook; y que además, de acuerdo a la resolución que tomen las autoridades, otros usuarios se sumen a estas tentativas desleales de obtener ganancias a costa de un firma que solo trató de brindarles un servicio determinado.

Conviene no arriesgarse a padecer conflictos de esa naturaleza. Es muy delicado manejar archivos documentales con los datos personales de cientos de individuos de temperamento variable o con ética dudosa. Por tal motivo, hay que actuar razonablemente, y practicar una depuración periódica de los documentos que se tengan bajo resguardo. Es una estrategia que a corto plazo puede resultar muy provechosa y segura para todos.

 
3531

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario