Los riesgos en la labor empresarial

por All-Safe / 28 de Noviembre de 2009

Para calcular los eventuales peligros que pueden presentarse en el ambiente de las empresas, es preciso desarrollar una útil reflexión analítica que nos servirá como pauta para prevenir siniestros que pueden ocasionar pérdidas incalculables e incluso el cierre de la compañía.

Los riesgos en la labor empresarial De tal modo que las etapas más importantes que pueden plantearse en esta perspectiva de la seguridad interna de una empresa son los siguientes: la identificación de los riesgos posibles, la evaluación de los encontrados, perfilar la postura y acciones de la empresa ante esos riesgos, elección de las medidas para solventar ese riesgo, la implementación de las acciones necesarias para lograrlo, y una evaluación final de todo este proceso. Conozcamos ahora cuales son los objetivos a los que apunta toda esta labor en su conjunto, y de qué manera la eliminación documental puede propiciar el logro de todos estas metas.

Los objetivos de la prevención

De entre los puntos más valiosos que pueden establecerse para evitar posibilidades de accidentes en las empresas pueden mencionarse: 1) localizar cuales son las exposiciones más patentes al riesgo; 2) calcular los costes y las consecuencias directas de cada uno de los núcleos de peligro ubicados; 3) establecer las medidas a seguir para erradicar ese riesgo latente; 4) obtener los materiales, especialistas o servicios enfocados a la solución de ese problema y desaparecer el riesgo; 5) poner en marcha todas las estrategias adoptadas y 6) practicar evaluaciones periódicas de los mismos núcleos de riesgo, para comprobar la eficiencia de las medidas utilizadas.

Una gran medida de seguridad

La destrucción responsable de archivos documentales se perfila como una de las medidas más completas para solucionar varios de los puntos relacionados con el análisis anterior. Pensemos en que existen tres tipos de riesgos; primero, los riesgos ordinarios, propios de la operación; a continuación los riesgos permanentes, incluso cuando la compañía no labora, y tercero, los riesgos extraordinarios, provocados por acontecimientos fuera de lo común y relacionados con catástrofes naturales o accidentes externos.

Pues bien, la destrucción de archivos documentales tiene relación directa con cada uno de los grupos de riesgo mencionados, y su labor puede tanto disminuir los peligros que acarrea la acumulación insensata de materiales riesgosos como el papel, como la optimización de espacios de seguridad dentro de la propia empresa por la liberación de áreas que se consigue. Es preciso prevenir que lamentar, acuda con nosotros, con All-Safe todos pueden estar seguros.

 
3090

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario