Para las empresas emergentes

por All-Safe / 28 de Octubre de 2009

Posiblemente la única alternativa que tienen las empresas en desarrollo para poder consolidar en verdad su modelo productivo, es la identificación precisa de sus campos de aprovechamiento. Sin un objetivo por alcanzar, cualquier tentativa de negocios corre el peligro de dispersarse y reducir sus propias fuerzas hasta difuminarlas por completo.

Para las empresas emergentes Al ser esencialmente una labor de equipo, una empresa se desenvuelve conforme a las visiones y el trabajo de muchas personas relacionadas con su conformación y no solamente de una. Por consiguiente, es fácil extraviarse en todos esos puntos de vista, generalmente contrapuestos, y una empresa puede ser condenada a un letal anquilosamiento de tantos afanes diferentes por impulsarla.

El sitio para crecer

Para evitar esta circunstancia, una empresa primeriza puede hacer suya una oportunidad de negocio y a continuación desplegarse sobre la misma con empeño y dedicación. En el caso de los negocios, muchas compañías piensan que su ocasión para desarrollarse a plenitud la tienen en la competencia directa con las compañías más grandes, las que tienen cautivo a un mayor mercado y que cuentan con un alcance extraordinario.

Evidentemente, tratar de superar a estos grandes productores es una estrategia condenada al fracaso, puesto que difícilmente nuestro producto, apenas iniciando sus lides en los espacios comerciales, podrá afectar los resultados de estos consolidados consorcios.

La alternativa de la destrucción

De esta manera, si la opción de crecer produciendo se encuentra limitada, se puede completar su aprovechamiento, destruyendo lo derivado de otras compañías de mayores alcances. En la destrucción documental se encuentra el campo de oportunidades que podría ser aquel que nuestra compañía tanto precisaba.

La cantidad de archivos obsoletos que se generan de las labores de esos consorcios internacionales resulta vasta e interminable. Por lo tanto, he allí una fuente de trabajo a largo plazo que puede arrojarnos los dividendos necesarios para apoyar a nuestra propia producción.

Pero este servicio de la eliminación responsable de documentos inservibles, es tan relevante para el beneficio de la sociedad, y tan noble en el provecho económico, que puede llegar a generar, que una empresa dedicada a otro sector completamente distinto y que sólo ha invertido parcialmente en la destrucción de documentos, puede dedicarse de lleno a tan redituable proceso industrial.

Las oportunidades de crecimiento sólo se presentan a aquellos que identifican donde se precisa más su labor. En la destrucción documental se presenta una excelente alternativa que puede ser altamente fructífera, especialmente, para las empresas en formación.

 
1909

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario