Protección de los bienes empresariales

por All-Safe / 27 de Noviembre de 2009

Para lograr los niveles de protección que nuestra empresa merece, debemos conocer cuáles son los tipos de riesgo a los que se expone, para así poder tomar las medidas más adecuadas y evitar cualquier contingencia. De tal modo que se puede esbozar una clasificación de los riesgos empresariales basados en el área donde sus consecuencias serán más patentes.

Proteccion de los bienes empresariales Primero, se presentan los riesgos normales de la actividad laboral, luego los riesgos continuos, que estarán latentes con independencia de la actividad de la empresa. Finalmente los riesgos extraordinarios, que son aquellos que a pesar de hallarse fuera de toda posibilidad de anticipación, puede reducirse su daño, tomando las medidas necesarias.

Riesgos comunes

Entre los riesgos comunes más habituales, los que derivan de las labores cotidianas de una empresa, están los siguientes: los relacionados con el transporte de materias primas, desechos de productos y mercancías; los vinculados a remodelaciones o reparaciones de infraestructura, y los posibles de sufrir en viajes de ejecutivos o directivos de una empresa en el periodo de sus funciones. Estos riesgos pueden ser disminuidos a través de acciones de logística como, por ejemplo, la elaboración de itinerarios o rutas de viaje seguras, y además, en el aspecto interno, por medio de la destrucción de archivos documentales, para evitar cualquier traza de peligro o siniestros.

Riesgos permanentes

Son los que nunca pueden erradicarse por completo, como por ejemplo los relacionados con daños a los bienes de una firma: maquinaria, mercancías, vehículos, productos, etc. También se insertan en este bloque los riesgos ocasionados por cuestión de responsabilidad civil, por ejemplo, en el caso de que un accidente vial relacione directamente a un empleado de la compañía.
Así también, aquí pueden ubicarse los riesgos vinculados al personal como abuso de confianza, fraude, uso indebido de los activos, etc. En este último sentido, la destrucción de archivos documentales también tiene una amplia relevancia puesto que pone fuera del alcance de trabajadores o directivos inescrupulosos documentos con información confidencial que pueden ocasionar grandes daños a terceros.

Riesgos extraordinarios

Son los peligros que pueden ser ocasionados por desastres naturales. Si bien esta área de riesgo es por demás impredecible, de nueva incluye acciones como la eliminación de materiales de alto riesgo, como los archivos documentales pueden reducir drásticamente el daño que puedan causar este tipo de siniestros. Además, el fomento de una cultura de la prevención y la seguridad, desarrollada en actividades de capacitación convenientes, puede complementar cualquier otro tipo de medida de protección.

 
2065

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario