Proteger las ideas es asegurar el progreso

por All-Safe / 27 de Octubre de 2009

Hallar esa noción publicitaria que tanto se había buscado y que puede asegurarnos una campaña de ventas exitosa; encontrar el prototipo que puede revolucionar por completo el enfoque de nuestro negocio, desarrollándolo de forma exclusiva; saber que se cuenta con la fórmula industrial más codiciada en el medio, que durante años ha brindado sostenimiento a una industria completa.

Proteger las ideas es asegurar el progreso Todas estas eventualidades tienen como nexo capital la posesión de un elemento de extrema valía, que debe ser resguardado. Las posibilidades de crecimiento de una empresa pueden depender por completo del cuidado que tengamos en la preservación de ese elemento. La destrucción de archivos documentales puede ser la opción más relevante para conseguirlo, de acuerdo a lo que comentaremos a continuación.

El valor de una idea

Un objeto puede ser resguardado con facilidad. Basta con utilizar el mejor procedimiento material o humano para ello. El problema es que puede resultar bastante costoso y a la larga insostenible.

Sin embargo, existen muchas alternativas para mantener seguro ese elemento tan preciado. Pero una idea, lo que gestó la elaboración de ese objeto y que virtualmente puede lograr cualquier cosa relacionada con el éxito de una empresa, difícilmente puede ser asegurada en manera alguna.

Siempre quedará, vinculado con esa idea, algún documento, algún registro de su concepción, el procedimiento para su patente o las etapas seguidas en su aprovechamiento. Esa información, si llegara a caer en poder de las empresas competidoras, podría dar como consecuencia un duro golpe a la exclusividad de un producto o servicio, que no todas las empresas podrían soportar.

El mejor apoyo

La destrucción responsable de archivos documentales nos puede librar de una buena vez de este riesgo tan delicado. Con tan sólo respaldar adecuadamente esa idea exclusiva y de tanta importancia para el porvenir de nuestra empresa, para luego eliminar toda evidencia de su trámite, estaremos dando un paso muy importante para garantizarnos su viabilidad y buen aprovechamiento.

El desarrollo de un proyecto empresarial debe incluir obligatoriamente, como parte de su estrategia concreta, un servicio o medio de destrucción documental que elimine por completo el peligro del robo de ideas o prototipos.

Todo ello forma parte de una planificación inteligente y bien cuidada, que debe identificar a nuestro negocio en cada oportunidad. Los clientes se merecen el mejor de los servicios, y nadie mejor que nuestra empresa para proporcionárselos. Aseguremos esa exclusividad redituable, protegiendo adecuadamente nuestro producto.

 
1973

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario