Puntos clave de la destrucción documental

por All-Safe / 2 de Enero de 2010

La destrucción de archivos documentales es una valiosa herramienta para las empresas. Pero tal utilidad no queda restringida a lo meramente operacional. La capacidad para retirar obstáculos físicos, en este caso legajos de oficios y papeles obsoletos, tiene como positiva consecuencia una intensa liberación de lastres mentales.

Puntos-clave-de-la-destrucción-documental1
Los propietarios y directivos que han implementado la destrucción responsable de archivos documentales han logrado elevar significativamente los niveles de productividad y desarrollo de sus empresas. Es interesante conocer a mayor profundidad la importancia que puede llegar a tener la eliminación documental en el entorno de los negocios comentando las siguientes apreciaciones de significativas personalidades de la cultura.

El factor paciencia

Warren Buffet, inversionista estadounidense, el segundo hombre más rico del planeta, ha elaborado una serie de recomendaciones en donde puede hallarse una coincidencia de sentido con el que la destrucción documental toma en los derroteros empresariales. Por ejemplo, Buffet asegura que gran parte del éxito en los negocios puede lograrse manejando una sabia inercia. Si se observa con detenimiento, la gran mayoría de los inversionistas no puede resistir la tentación de adquirir y poner a la venta continuamente acciones y propiedades. La piedra de toque del éxito vendría a ser, desde esta perspectiva la inercia, el factor paciencia. Traspasado al ámbito interno de las empresas, de su eficaz gestión, podría comprenderse como la capacidad de favorecer la productividad en potencia de una entidad tanto como la fáctica. La destrucción de archivos documentales puede mantener en buen estado aspectos capitales de la estructura de una empresa, aguardando el instante exacto para iniciar programas y campañas de grandes miras.

Dinamismo vital

En contraste, otro célebre norteamericano, John D. Wright, aseveró alguna vez que es factible visualizar a una compañía cual si fuese una bicicleta, obligada a permanecer en movimiento continuo o de lo contrario caer definitivamente. De acuerdo a este punto de vista, una entidad productiva queda definida por su actividad: su ente se juega en esa misma productividad que la caracteriza. Para sostener ese nivel de operación de necesita de una infraestructura en condiciones idóneas. La destrucción responsable de archivos documentales puede ayudar a mantener en buen estado instalaciones y cualquier sistema de operación empresarial. La cantidad de documentos impresos que se producen en el interior de una firma incansable, si no se les da un buen manejo, pueden llegar a colapsar la mecánica interior de cualquier compañía.

 
3665

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario