¿Cómo se reciclan los toner de las impresoras?

por All-Safe / 24 de Abril de 2010

Este tipo de elementos, de lo más habitual en oficinas y centros de trabajo es uno de los más importantes a la hora de mirar por nuestro planeta.

Recicla el toner de la impresora
Recicla el toner de la impresora

Si este producto se recicla de manera habitual, estaremos evitando que el medio ambiente sufra las consecuencias de nuestro mal comportamiento y nuestra dejadez con respecto a el.

Hoy queremos acercar el proceso que se sigue para el reciclaje de los toners de las impresoras para que podáis comprender la importancia que tiene.

No tires el toner, recárgalo

Lo primero que se debe hacer es comprobar si los todos y cada uno de los elementos que forman el toner funcionan. Para ello es necesario realizar una prueba inicial de impresión. Una vez realizada dicha comprobación se podrá decidir qué piezas deben cambiarse o si todo el toner debe ser descartado.

El segundo paso es abrir el cartucho para separar, por un lado la unidad de limpieza y por otro el depósito.

Una vez hecho esto habrá que retirar el tambor y limpiarlo con un paño que haya sido mojado previamente en óxido de cerio. En el caso de que el tambor esté en malas condiciones tendrá que depositarse en los contenedor especialmente preparados para esta función.

La limpieza es imprescindible para reutilizarlo

El cuarto paso es sacar el rodillo de carga y limpiarlo bien con jabón.

Cuando todo esto está listo, es el momento de vaciar el depósito de toner residual que pudiera haber quedado en el interior para limpiarlo y posteriormente aspirarlo para dejarlo completamente limpio, sin ningún tipo de residuo. Los restos que son sacados del tóner también deben ser depositados en un recipiente específico para ello.

Después habrá que usar un bastoncillo que previamente se habrá humedecido en alcohol isopropílico para dejar impolutos los contactos del rodillo de carga del toner que es la zona por la que pasa la corriente eléctrica.

También será necesario desmontar el rascador y limpiarlo con óxido de cerio.

Otra parte que también tendrá que ser desmontada para su posterior limpieza será el rodillo magnético, que habrá que aspirar y posteriormente frotar con papel.

El toner ya está listo, ahora se trata de volver a hacerlo útil, para lo que solo habrá que llenar de nuevo su depósito. Para evitar que se produzcan pérdidas habrá que colocar un precinto.

Se vuelven a montar todos los engranajes y ejes en el toner y solo habrá que poner de nuevo la tapa para ensamblar la unidad de limpieza y el depósito que ha sido recargado.

El medio ambiente lo agradecerá y el bolsillo también.

 
3247

Comentarios (2 registros)

[...] que se tenga que presentar, se puede imprimir en modo borrador. Así evitaremos consumo de tinta o tóner, aunque como es lógico el resultado no será [...]

 
 

[...] de este tipo de cartuchos hay que sumar su impacto medioambiental positivo. En este sentido, los tóner reutilizados evitan millones de toneladas de petróleo [...]

 
 

Agrega un comentario