¿Sólo podemos reciclar papel en la oficina?

por All-Safe / 1 de Junio de 2010

Cuando hablamos de reciclaje, rápidamente pensamos en residuos, pero ¿es lo único que podemos hacer para mejorar el medio ambiente? La respuesta es no y hoy queremos mostrar el por qué.

¿Sólo podemos reciclar papel en la oficina?
¿Sólo podemos reciclar papel en la oficina?

La cantidad de energía que se consume a diario en una oficina, no importan sus dimensiones ni el número de trabajadores que tenga, es impresionante.

Ordenadores, impresoras, aire acondicionado, calefacción, lámparas, halógenos, electrodomésticos si tiene cocina etc. Esta medida puede reducir hasta un 75% el consumo energético de una oficina.

Todos estos elementos requieren un gasto energético importante, ya que si se continúan malgastando estos recursos, según Adena en tan sólo 25 años el gasto de multiplicará por dos y en sólo 50 se convertirá en el triple.

Pequeños detalles pueden reducir mucho el consumo de energía

Antes de poner a funcionar cada uno de estos objetos es necesario hacerse una serie de preguntas para valorar si toda la energía que se está consumiendo es necesaria realmente y de que manera se puede disminuir sin que esto entorpezca las labores habituales de la oficina.

Un ejemplo muy claro es que en oficinas que cuentan con grandes ventanales y su orientación es exterior utilizan de manera habitual la luz de halógenos o lámparas. Algo que se convierte en innecesario porque tiene la luz natural suficiente para trabajar en condiciones óptimas.

Ahora que se acerca el verano es obvio que los aires acondicionados son uno de los aparatos que más energía consume, incluso importunando a los trabajadores que muchas veces sufren las consecuencias de que la temperatura de estos esté demasiado baja. Con 24 grados es suficiente para mantener una temperatura acorde con el uso comprometido de la energía.

Las impresoras y las fotocopiadoras deben ser apagadas

Con pequeños detalles como estos además del reciclaje del papel y cartón que se utiliza normalmente, se puede dar un giro y cambiar para conseguir, poco a poco, un menor impacto ambiental y rebajar notablemente el gasto de energía.

Otro truco para disminuir el consumo de los equipos ofimáticos, es la de apagar aparatos como impresoras o fotocopiadoras que siempre se quedan encendidas y que están gastando energía de manera continua.

En definitiva solamente es necesario acostumbrarse a una serie de rutinas que aunque parezcan simples y sin ningún tipo de consecuencia pueden ayudar mucho a la mejora del medio ambiente. Una responsabilidad que es de todos.

 
2227

Comentarios (No hay registros)
No existen comentarios para esta entrada

Agrega un comentario