Recuperar el tiempo, recobrar el futuro

por All-Safe / 2 de Noviembre de 2009

Resulta habitual la queja de de la gente acerca del tiempo que lleva realizar ciertos asuntos. Las sociedades contemporáneas son las sociedades de lo instantáneo, dinámicos núcleos de vida en incesante latir.

Recuperar el tiempo recobrar el futuro Cualquier trámite o actividad que demore en exceso altera de un modo importante la estabilidad cotidiana. Desperdiciar el tiempo puede ser nefasto en muchos sentidos, y en especial en el campo de las empresas debe evitarse por medio de las estrategias más eficaces.

La destrucción de archivos documentales sobresale entre todos ellos. Porque no sólo resuelve la demora que sufren las personas individualmente, sino que además, solventa los problemas de esa mismo tipo que padece una empresa en su conjunto.

Posibilidades coartadas

Si un individuo ve modificado su plan cotidiano por causa de un acontecimiento inesperado que le quita tiempo, contempla todo ello cual si fuese un pasado improductivo.

El conocimiento de que las cosas pudieron haber sido de una mejor manera si se hubiera contado con las circunstancias y el tiempo para ello, genera enfado y frustración. En el caso de las empresas, el tiempo perdido deriva en escenarios futuros con menos posibilidades.

El tiempo de los negocios es el porvenir, la libre alternativa de modificar sus circunstancias, su entorno de acción. Cualquier evento que ocupe una mayor cantidad de tiempo del previsto se traduce en una limitación. Pero mientras que para el individuo se constituye en una mala experiencia limitada al recuerdo, en lo que atañe a las empresas produce unas limitaciones de sus posibilidades de ser.

Ahorrar tiempo, abrirse al progreso

La mejor alternativa para ahorrar tiempo en las empresas es la simplificación administrativa, centrada tanto en la tramitología, como en el archivo en exceso de la documentación. Incluso corregir la segunda acción puede promover la primera.

Una intensa depuración de los documentos bajo resguardo, acorta los tiempos de búsqueda y mejora la eficiencia de la labor de los trabajadores, y la calidad en el servicio que pueden proporcionar al público.

La destrucción de archivos documentales es la mejor alternativa para el ahorro de tiempo para las empresas. Los empleados pueden utilizar todo ese tiempo recuperado, para desarrollar actividades complementarias que aumenten los niveles de productividad para su fuente de trabajo.

Esta dinámica puede derivar en una mayor obtención de ingresos y, por consiguiente, en una mejora del nivel de vida para sus familias. Recobrar el tiempo perdido gracias a la destrucción responsable y periódica de archivos documentales obsoletos es encontrarse con un horizonte ilimitado y abierto al progreso.

 
2755

Comentarios (Un registro)

[...] se dejó de hacer, al final conducirá a una mejor planeación empresarial, de cara al futuro. La eliminación documental es la manera más provechosa de propiciar esa dialéctica productiva y optimizadora. Pero solamente [...]

 
 

Agrega un comentario