En estas últimas fechas se han registrado inusuales lluvias y seismos alarmantes en diversas regiones del planeta.

Nada se puede lograr algo para el bien del mundo si no es a través de la unión. Se pueden tener muchas ideas, se pueden expresar las mejores intenciones, pero sin embargo, si estos deseos de mejora no se encuentran acompañados de un esfuerzo en grupo nada se puede lograr.

No hay mayor fundamento para la esperanza de un país que la cultura y la educación.

La celebración de la magna cumbre de Dinamarca, a finales del 2009, no es la única muestra de que la preocupación por el medio ambiente planetario, cuyo deterioro se encuentra estrechamente vinculado con la explotación irracional de los recursos naturales, ha calado hondo en la conciencia internacional.

Desde hace años los especialistas anunciaban el riesgo de una serie de alteraciones perniciosas en el clima planetario.

Tanto los efectos de la pasada crisis económica como los evidentes cambios climáticos que ya afectan la marcha de las sociedades contemporáneas demandan inmediatas acciones de respuesta.