Toda organización precisa de una línea de autoridad que corra desde el punto más elevado hasta el menor. Debe haber un orden que transite por las zonas intermedias hasta llegar a donde puedan ejecutarse. A esta noción, se le conoce como principio escalar.

Una de las estrategias manejadas por All-Safe para brindarle a usted, propietario, empresario, ejecutivo o ciudadano responsable, el mejor de los servicios, estriba en el manejo cuidadoso de las tecnologías más avanzadas para la destrucción documental.

En última instancia, al practicar una depuración responsable de archivos documentales, lo que estamos realizando es una acción de fomento moral. Parecería que fuera justamente lo contrario, que ante la poca honradez demostrada en algunos casos por ciertas personas, lo que se buscara es protegerse ante tal falta de ética y valores.

Destinar una mínima parte del presupuesto de una empresa para la destrucción documental podría parecer, a ciertas personas de corta visión, un asunto superfluo e innecesario. Sin embargo, un análisis en profundidad sobre el tema, nos muestra la importancia de practicar una sana depuración de archivos, y más importante aún, de saber qué hacer con lo que se pretende desechar.

Si bien es España la nación europea que más se ha distinguido en la práctica de una destrucción documental responsable- a pesar de algunos graves casos de descuido-, en América, es Estados Unidos el país que más procura establecer campañas más fiables para fomentar está sana práctica social. Cabe considerar que esto se comprende en virtud de la cantidad de negocios, trámites y gestiones documentales que se llevan a cabo en la Unión Americana.

En All-Safe nuestra misión es clara: destruir archivos documentales -independientemente de su soporte- de acuerdo a las necesidades de compañías o entidades que generen documentación confidencial o altamente restringida- por medio de procesos eficaces, seguros y de notable rendimiento industrial. Sin embargo, esta actividad está impulsada por ciertos valores, ciertas pautas morales, que buscamos difundir lo máximo posible a través de nuestros servicios. Los siguientes son esos ideales que orientan nuestra labor para con los clientes, de cara a la sociedad entera.

Se ha calculado que los españoles generan cerca de 360 kilogramos de desperdicios anualmente, sólo por persona. Sin embargo, tal cifra puede ser aprovechable, pensando en que mucha de esa cantidad de basura esta compuesta por papel, cartón, baterías o envases de lata; es decir, material reciclable al cien por cien.

 
No te pierdas...

Uno de los aspectos más sobresalientes del paquete de servicios que ofrece All-Safe, se refiere a la puntual distribución de contenedores de desechos a los clientes, para que en ellos depositen los materiales destinados al posterior proceso de destrucción.

La misión de All-Safe se establece sobre el deseo de brindar la mejor atención, en su género, a la mayor cantidad posible de personas. Pero además, aunque la labor efectuada por esta firma requiere de un alto nivel de especialización, no por ello sólo selectas personas o instituciones pueden resultar beneficiadas por las tareas de esta empresa.

Deshacerse de archivos y documentos conlleva una gran responsabilidad. No solamente con respecto a los datos que se ha decidido eliminar, que requiere de un proceso previo de respaldo y depuración meticulosa, sino además con referencia al modo en el que se tiene pensado hacer.

Las franquicias de All-Safe en las ciudades de Bilbao y Valladolid cumplieron el pasado mes de junio 4 años. Estas dos sucursales se unieron en 2005 a las ya existentes en Madrid, Barcelona y Valencia. Un lustro dedicado a satisfacer las necesidades de los clientes y comprometidos con el medio ambiente.

Es necesario realizar una selección y establecer una serie de parámetros a la hora de eliminar documentos que, por sus características, han cumplido su función y ya no le sirven a su empresa.

Son numerosas las necesidades que una empresa tiene en cuanto a la confidencialidad y destrucción de la información protegida de sus sedes.

Hemos visto en más de una ocasión titulares en la prensa que son capaces de hacer temblar a cualquier responsable de una empresa en cuanto al robo, extravío o mal uso de la documentación confidencial de una compañía.

El papel ha sido siempre el material más usado en las empresas. Sin embargo, en las últimas décadas el soporte digital le ha ido ganando terreno poco a poco, desbancando en muchas ocasiones al formato tradicional.

Las empresas profesionales del sector de la destrucción de la documentación documental como All Safe, ofrecen numerosas opciones a sus clientes para que los servicios que prestan sean de la máxima satisfacción de éste.

Las exigencias de protección de información personal por parte de las empresas y las necesidades de proteger la reputación de la marca que representan hacen que la destrucción segura y de documentos sea una parte básica de su programa de seguridad.