Los cartuchos de toner para impresoras láser disfrutan de una ventaja económica esencial, y es que necesitan menores costes de producción, por lo que se pueden situar en el mercado a un precio muy inferior al de los originales. Es lógico, ya que siempre será más barato comprar los componentes y ensamblarlos que producirlos.

En la actualidad existen más de 50 tipos de cartuchos tóner sólo para su utilización en impresoras láser, aparte de los que se utilizan en las fotocopiadoras y las máquinas de envío de faxes.

Reciclaje, una palabra que se escucha a diario y que poco a poco ha calado en la sociedad haciéndonos responsables de que los cambios que se han producido en las últimas décadas en el medio ambiente son única y exclusivamente nuestros.