Con la aparición de Internet la idea de que el papel desaparecería de las empresas fue predominante, sin embargo, este soporte sigue ocupando un lugar primordial en las empresas.