El Ministerio de Justicia sacó a la luz el nuevo Reglamento de seguridad de la LOPD, que entró en vigor en 2007 y estableció las medidas de seguridad que las entidades debían aplicar a la totalidad de los datos personales en soporte papel.