Cualquier empresa cuenta con documentación que en el caso de caer en manos equivocadas puede traerle más de un problema.

Cuando hablamos de reciclaje, rápidamente pensamos en residuos, pero ¿es lo único que podemos hacer para mejorar el medio ambiente? La respuesta es no y hoy queremos mostrar el por qué.

Cada vez más las empresas están poniendo en práctica en sus oficinas la política del reciclado de papel, sin embargo aún quedan muchas que siguen reacias a ello.

El reciclado del papel no es solamente importante por las cantidades de árboles que podrían salvarse si este proceso se llevara a cabo correctamente, sino porque además, debido a las escasas tintas que llevan impresas el uso de productos químicos que se utilizarían sería mucho menor, por lo tanto, menos contaminante. Por este motivo, el papel de oficina es el más valioso a la hora de ser reciclado.

El futuro de los bosques y las selvas del planeta al ritmo al que está produciéndose el consumo de papel, no es de lo más halagüeño.