El primer paso para desarrollar un sistema eficaz de reciclaje en la oficina es realizar un cómputo de los residuos que genera la propia oficina.