Los programas para reciclar el papel de oficina son relativamente sencillos de diseñar y gestionar. Muchos gobiernos locales ofrecen instrucciones, que incluyen literatura sobre el tema, explicando programas completos y dando consejos de comercialización.

Para la implementación de nuevos modelos de trabajo se necesita de la depuración de los esquemas superados. La destrucción responsable de archivos documentales es una condición de posibilidad, para la puesta en marcha, de novedosos sistemas de organización productiva.

El sector de empresas dedicadas a la destrucción de documentos se encuentra en pleno crecimiento. Precisamente por este motivo aún existe un vacío legal por el cual este tipo de empresas no se encuentran reguladas del modo en el que sería deseable. En este post os explicamos las garantías de eficacia que ofrece All Safe en ese contexto.

All-Safe es una empresa de destrucción de documentos con diferentes franquicias por toda España. Esa extensa implantación habla por sí sola su fiabilidad y su saber hacer en este sector, que está desarrollando a pasos agigantados, de acuerdo a las necesidades de una sociedad que cada día demanda más esta clase de servicios. Éstos son fundamentales para que una empresa se labre una buena reputación y garantice la necesaria confidencialidad, tanto legal como éticamente, de esos documentos que, un momento determinado del ciclo vital de una empresa, ésta tiene que eliminar.

Mucho más a menudo de lo que sería deseable, escuchamos en las noticias que muchos documentos de carácter confidencial son abandonados en la basura de la vía pública o en contenedores a los que tiene acceso prácticamente cualquier persona. Una práctica que está penada por la ley, con multas que oscilan entre los 600 y los 600.000 euros; en este post os explicamos la trascendencia de este proceso y cómo lo efectúa All Safe para lograr un nivel óptimo de eficacia.