Una de las pocas y más importantes maneras en las que una pyme puede asegurar su subsistencia es obteniendo diversas fuentes de inversión.

Iniciar un proyecto de negocios no es algo sencillo. No es un asunto que se pueda llevar a cabo en el tiempo libre o durante los fines de semana.