Mucho más a menudo de lo que sería deseable, escuchamos en las noticias que muchos documentos de carácter confidencial son abandonados en la basura de la vía pública o en contenedores a los que tiene acceso prácticamente cualquier persona. Una práctica que está penada por la ley, con multas que oscilan entre los 600 y los 600.000 euros; en este post os explicamos la trascendencia de este proceso y cómo lo efectúa All Safe para lograr un nivel óptimo de eficacia.