Vamos a pedirte que hagas un ejercicio de reflexión. Es muy simple, piensa en la cantidad de cosas de papel que usas a lo largo del día, mira a tu alrededor y observa la gran cantidad de objetos que están elaborados de este material y piensa en la cantidad de posibilidades que habría si éste se reciclase.