Tras repasar los orígenes de la industria del reciclaje de cartuchos de tóner para impresoras láser, su crecimiento a nivel económico y financiero, y su posicionamiento en la actual sociedad global, se pueden extraer varias conclusiones.

El tóner es básicamente un producto que se emplea en las impresoras láser como elemento que permite la impresión. A diferencia del funcionamiento de las impresoras de matriz de punto o las de chorro de tinta, que usan tintas líquidas, la láser utilizan tóner.

Los cartuchos de toner para impresoras láser disfrutan de una ventaja económica esencial, y es que necesitan menores costes de producción, por lo que se pueden situar en el mercado a un precio muy inferior al de los originales. Es lógico, ya que siempre será más barato comprar los componentes y ensamblarlos que producirlos.

Una de las industrias del reciclaje que más importancia ha cobrado durante los últimos años es la de los cartuchos tóner para impresoras láser. Este tipo de industria apareció por primera vez allá por los años 80 en Estados Unidos, para después expandirse hasta el continente europeo y el resto del mundo.