Reciclaje, una palabra que se escucha a diario y que poco a poco ha calado en la sociedad haciéndonos responsables de que los cambios que se han producido en las últimas décadas en el medio ambiente son única y exclusivamente nuestros.

Con la aparición de Internet la idea de que el papel desaparecería de las empresas fue predominante, sin embargo, este soporte sigue ocupando un lugar primordial en las empresas.