El tóner es básicamente un producto que se emplea en las impresoras láser como elemento que permite la impresión. A diferencia del funcionamiento de las impresoras de matriz de punto o las de chorro de tinta, que usan tintas líquidas, la láser utilizan tóner.

En principio, podría parecer que el hecho de vivir en un “Universo Digital” habría reducido notablemente el uso del papel, pero nada más lejos de la realidad.

Los cartuchos de toner para impresoras láser disfrutan de una ventaja económica esencial, y es que necesitan menores costes de producción, por lo que se pueden situar en el mercado a un precio muy inferior al de los originales. Es lógico, ya que siempre será más barato comprar los componentes y ensamblarlos que producirlos.