Probablemente la eliminación de datos bajo estrictas medidas de seguridad es la solución a las grietas por las que podrían “colarse” diferentes problemas que pueden llevar de cabeza a su empresa, al deshacerse de equipos que ya no son necesarios, o al borrar archivos confidenciales para trasladar equipos a otros departamentos de la misma compañía.

Las empresas que se deciden a realizar la contratación de un servicio de eliminación de documentos confidenciales tienen una especial responsabilidad cuando eligen qué profesionales han de hacerse cargo de esta tarea.