La seguridad de la información de una empresa es un factor fundamental para el sostenimiento todo proyecto de largo alcance, serio y comprometido con su visión y su misión.

Recientemente se presentó un caso de irresponsabilidad por parte de ciertos negocios de entretenimiento, que puso en serio riesgo el respeto y la privacidad de muchos ciudadanos.

En el marco de una interesante campaña denominada como “Ni rastro del diablo”, la compañía Fellowes, extensión española de la firma norteamericana de máquinas destructoras de documentos, ha estructurado una serie de recomendaciones para las empresas.