Se ha ponderado en repetidas ocasiones la labor desempeñada por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

La relevancia que tiene la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) para hacer respetar la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) va más allá de lo que se comprende de manera habitual.

La defensa de la confidencialidad y el buen resguardo de los datos personales que fomenta All-Safe con su labor, comparten el sentido de una reciente iniciativa de las autoridades de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Esta propuesta le da continuidad a un impulso iniciado por la infatigable Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

En el marco de la reciente 31 Conferencia Internacional de la Protección de Datos y Privacidad, que se celebró en Madrid y que reunió a más de 1.000 especialistas de 83 naciones, se abordaron diversos temas enfocados a la defensa de la confidencialidad.

El objetivo principal de los procesos de eliminación de documentos con información de acceso restringido, es que no se puedan recobrar los soportes que contienen dichos datos.

Recientemente ha tenido lugar una delicada circunstancia referente a la política y un problema de protección de la privacidad. El afectado ha sido el ex vicepresidente del Gobierno y ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, quien ha denunciado al PP de Gijón ante la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos) por negligencia en la gestión de unos documentos confidenciales que afectaban a su persona.

Es lamentable la manera en la que llegan a ser discriminadas ciertas personas, por el solo hecho de haber padecido o sufrir cierta enfermedad.

 
No te pierdas...

La conducta humana es, hasta cierto punto, impredecible, y hay que tomar en cuenta eso en el momento de establecer los protocolos de confidencialidad y seguridad de la información que se manejen en cualquier empresa o entidad de servicio público. Si bien existen reglamentaciones claras y bien establecidas en cuanto a la temática de la privacidad desde el ámbito legal, cabe considerar siempre que tales legislaciones se van modificando eventualmente, así como los usos y costumbres de las sociedades contemporáneas.