Una de las claves para explicar el modo en el que ciertas empresas no sólo lograron librar sin pérdidas la pasada crisis económica global, sino que además consiguieron obtener beneficio de las circunstancias y crecer en un entorno tan adverso, fue el modo en el que asumieron un talante de liderazgo expreso.