Las oficinas son los lugares en los que se consume más papel, por eso es necesario organizarla y evitar que se despilfarre o se recicle de manera errónea.

Para que la organización del reciclaje no recaiga sólo en unos pocos, y que todos los miembros de una empresa comiencen a tener conciencia de la importancia de este tipo de procedimiento, es necesario que se facilite a los empleados, además de información, lugares y elementos que faciliten también esta tarea.

Es imprescindible hacer acopio de los residuos de papel que se generan en las oficinas para garantizar de esa manera su plena recuperación mediante una empresa recuperadora o habilitando, en las oficinas, contenedores para este fin.