Orientar una empresa hacia una senda de crecimiento continuo, capaz de dar importantes beneficios y al mismo tiempo brindar un servicio de gran calidad para sus clientes, es algo que todos los industriales desean. Pero para alcanzar estas cotas de excelencia se requiere de mucho esfuerzo, una gran visión y el cuidado de ciertos detalles clave, como por ejemplo, una estratégica depuración de archivos documentales cada cierto tiempo.