Las oficinas son los lugares en los que se consume más papel, por eso es necesario organizarla y evitar que se despilfarre o se recicle de manera errónea.