Uno nunca sabe lo que sucederá a ciencia cierta. Sin embargo, es posible prevenir y salir avante de cualquier contingencia.

Para calcular los eventuales peligros que pueden presentarse en el ambiente de las empresas, es preciso desarrollar una útil reflexión analítica que nos servirá como pauta para prevenir siniestros que pueden ocasionar pérdidas incalculables e incluso el cierre de la compañía.