Desde su nacimiento, a mediados de los años 80 del pasado siglo, los cartuchos reciclados tuvieron bastante éxito en el mercado estadounidense.