Es imprescindible hacer acopio de los residuos de papel que se generan en las oficinas para garantizar de esa manera su plena recuperación mediante una empresa recuperadora o habilitando, en las oficinas, contenedores para este fin.