El 14 de enero de 2010 se cumplieron los primeros diez años de haberse puesto en marcha la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD).

Recientemente ha tenido lugar una delicada circunstancia referente a la política y un problema de protección de la privacidad. El afectado ha sido el ex vicepresidente del Gobierno y ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, quien ha denunciado al PP de Gijón ante la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos) por negligencia en la gestión de unos documentos confidenciales que afectaban a su persona.